El balón de oro

25/1/06

 

Estaba yo placidamente degustando los placeres de la vida, disfrutando de un buen partido de futbol, una brisa fresca azucarada en mi garganta y un sabor adherecido expresamente en mi cigarro cuando ha ocurrido lo impensable, lo inaudito, lo nunca esperado.

Minuto 44 de la primera parte Valencia - Deportivo. David Villa marca para los primeros, los locales. En plena actuación de júbilo, cae una moneda. Cae una moneda en la cabeza del linier. Herido en la cabeza avisa al arbitro, y acto consecutivo partido suspendido.

Es la lacra del futbol, los "aficionados" que van a joder a los partidos. He estado en el mestalla, y he estado en el madrigal, y hay gente que va a joder. Señores, vamos a ver un partido de futbol, a disfrutar con el futbol con nuestro equipo.

Son una minoría, y por culpa de ella muy posiblemente sea cerrado el campo. Y aquí entramos en la discusión ya desgastada: ¿Y por qué al Barça no le cerraron cuando no se presentó al partido?¿Y por qué no se lo cerraron cuando tiraron la cabeza de cerdo?



Pues por lo de siempre,esto es un negocio.

¿Dónde está el futbol por competición exclusivamente deportivamente hablando? Ya no está, ha dejado paso a uno mucho más moderno donde lo que importa es tu renombre, tu dinero y lo que estás dispuesto a ganar. Y si no para qué tanto galáctico, tánto presidente políticamente incorrecto, y tanto aprovechado en alto cargo.

Ya está bien de tanta extorsión, tanta violencia en los campos. Queremos futbol, y del bueno.

1 comentarios:

Media dijo...

Hola, yo estoy completamente convencido de que fue un hincha (hinchapelotas) del Depor

seguro